Crónica de la mesa redonda «Medios de comunicación y política»


Montserrat Domínguez, Eduardo Madina y José María Lasalle se dieron cita la pasada semana en el CMU Isabel de España para expresar sus opiniones y responder a las preguntas de los universitarios con respecto a la íntima relación que existe entre los medios de comunicación y la política.

Montserrat Domínguez, periodista, trabaja actualmente como columnista del diario catalán La Vanguardia, y en Cadena Ser como directora del magacín matinal de fin de semana A vivir que son dos días. Estudió Ciencias de la Información en la Universidad Complutense de Madrid y un Máster en Periodismo por la Universidad de Columbia. Comenzó trabajando en los informativos de Radio España en 1987 y ha trabajado en Agencia Efe, Canal +, Telecinco (en los informativos de fin de semana, en la edición de noche de las Noticias y en La Mirada Crítica) y en Antena 3 Televisión (Ruedo Ibérico, junto con la dirección de Las Noticias de la Mañana), además de haber grabado múltiples documentales.

Eduardo Madina, Secretario General del Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso de los Diputados. Se licenció en Historia Contemporánea por la Universidad de Deusto, hizo un Máster en Relaciones Internacionales y en Recursos Humanos, y de 2001 a 2002 fue Profesor de Historia Contemporánea e Integración Europea en la Universidad Carlos III de Madrid. Fue concejal durante dos años en Sestao y actualmente también es secretario de Estudios Políticos del PSE-EE (PSOE), además de miembro de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE como Vocal.

José María Lasalle, Secretario de Estudios del PP y Diputado por Cantabria, es Doctor en Derecho por la Universidad de Cantabria, además de profesor de Historia de las Ideas y de las Instituciones en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid y Secretario de Estudios del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Popular. También es Vocal Suplente de la Diputación Permanente, Portavoz de la Comisión de Cultura, Vocal de la Comisión de Ciencia e Innovación, Miembro Titual de la Delegación Española en la Asamblea de la Unión Interparlamentaria, y está adscrito a la Comisión de Asuntos Exteriores.

Como las damas van primero, Montserrat Domínguez comenzó esta mesa redonda explicando lo mucho que se necesitan estas dos profesiones mutuamente: los políticos no podrían existir sin la información política de los medios de comunicación, y los periodistas perderían gran cantidad de su trabajo sin los políticos. Sin embargo, estos últimos sobrevuelan la noticias y acaban publicando lo más frívolo, por lo que los trabajos políticos terminan claramente difuminados. Aunque parezca poco profesional, resulta lógico que solo se puedan centrar en una única idea si tenemos en cuenta que un reportaje durante las noticias deba durar apenas quince segundos. Además, a los políticos a veces se les olvida que el periodismo también es un negocio, y que la competencia a la hora de dar las noticias resulta abismal. Sin embargo, reconoció la labor a veces excesivamente comercial de los periodistas con un ejemplo: se lleva dos años cuestionando si Rajoy es el óptimo representante del PP, pese a saber que este partido propone temas de más interés que la futura candidatura del líder de la Oposición. Como conclusión, añadió que es tremendamente importante y necesario hacer tertulias con políticos, catedráticos y expertos para poder conocer un poco más sus discursos y acciones.

Continuó Eduardo Medina, comparando a estos dos grupos de profesionales con la novela Danubio, refiriéndose a que ambos son «micromundos en la frontera». En pos de aclarar esta metáfora, explicó que para un político nunca está claro saber realmente lo que está ocurriendo, puesto que éstos y las fuerzas políticas no renuncian todavía a influir en los medios; de la misma manera, los periodistas continúan con la tentación de influir en los hechos que suceden. Como en la cueva de Platón, a veces no se distingue si la noticia produce la realidad o es la realidad la que produce la noticia. Existe tanta diversidad sobre un mismo hecho que parece que más que una ética política, lo que se busca es una estética de la misma. Para consolidar esta afirmación, han florecido incluso algunos expertos que han convertido los mensajes de la política en puro cartón-piedra. La desafección de los periodistas y la distancia de los medios de comunicación con la política le obligó a recordar que la deontología del periodismo debían ser el servicio público y el respeto por los hechos acaecidos, así como la forma en la que se informa al público. La política es mucho más que anécdotas pequeñas, y es necesario recuperar esa ética de la política, puesto que no se trata de puro marketing. Concluyó con varios consejos hacia los periodistas con el objetivo de devolver los espacios de relaciones entre políticos y periodistas en un blanco:  es necesario acabar con los mensajes de cartón piedra y no ser tan repetitivos; tratar de transmitir valores, significados ciertos y trascendencia, sin caer en el comercialismo; apelar a la inteligencia de los políticos y no insultar, es decir, recuperar la serenidad y el respeto en tiempos de griterío (describió la actual parrilla televisiva nocturna como «un insulto pornográfico al periodismo»). En definitiva, trabajar al servicio de la defensa de los ciudadanos y no atentar a la democracia.

«La política y los medios de comunicación  están a lomos de un tigre, que es la opinión pública», afirma José María Lasalle, tras halagar la intervención de Eduardo Madina como «una reflexión demasiado sincera». Según el Diputado del PP, el control democrático al que está sujeta la política, evita que aplaste a la propia realidad. Sin embargo, los medios de comunicación no están sujetos a este control, sino a la libertad de expresión. Además, por el hecho de participar en el mercado, existe una venta en términos de competición por unos resultado: la tensión existente entre periodistas y políticos se debe a que este mercado impone unos hábitos en los que la selección se articula en base del espéctáculo, es decir, en vender. Se trata del capitalismo avanzado, que se extiende hacia la política y las relaciones con periodistas. El morbo es entonces creado para generar tensión real y ver más apetecible la comunicación. «En el mundo actual de las nuevas tecnologías, es necesario que estemos constantemente conectados a los que sucede (añade mientras saca su iPhone), y queremos explicarle al mundo la impresión que te da ver un tsunami en Japón en solo 140 caracteres». Esta imperiosa necesidad de comunicación instantánea resulta nociva para los discursos políticos, que acaban sentimentalizándose demasiado. Si los medios de comunicación no azuzaran continuamente a los políticos a dar toda la información a todas horas, y si los políticos se vieran a sí mismos con la misma fragilidad con la que les ven los periodistas, las relaciones serían mucho más mesuradas. Aduló la templanza de los actuales políticos ante el griterío y aunque comprende lo profundamente que afecta la crisis a los medios de comunicación, recomendó a los periodistas «no echar más leña al fuego», y les recordó lo importante que es recordar su autoregulación, puesto que es necesaria para evitar posibles abusos que sean capaces de llegar a tergiversar la verdadera realidad en pos de vender más.

Posteriormente, los estudiantes realizaron una serie de preguntas que los invitados respondieron con la mayor precisión posible; algunas de las cuales ya han sido añadidas a los discursos en favor de una mejor comprensión de los mismos.

Como estudiante, recomiendo participar de manera activa en mesas redondas de cualquier tema posible, puesto que las experiencias de todos los profesionales contadas en primera persona nos enriquecen de una manera muy diferente y mucho más personal que algunos de los libros que se pueden encontrar en las bibliotecas. Animo a los lectores a que empleen su tiempo en asistir a estos eventos, ya que es algo único e indispensable para cualquier carrera universitaria.

Laura Robayna Benítez

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: